viernes, 16 de marzo de 2012

EP 65 - Robotech Reboot?

Al principio del podcast hablamos algo sobre el tema de la protocultura, la  flor de la vida, los invids. Sacado directo de una critica del podcast de Macross latinoamerica simplemente les explico nuestro punto de vista ya que no pude estar allá.

Después hablamos del reboot de Robotech y de las opciones de como sería todo

Para la descarga

Aqui les dejo con lo que estuve leyendo en el show


La historia en la cual la Tierra se ve envuelta en este conflicto interestelar comienza cientos de años antes en un planeta en una lejana galaxia. El planeta hogar de los Invid. Para comprender a los Invid, uno debe comprender la protocultura; La Flor de la Vida Invid. Esta misteriosa planta se encontraba solamente en Optera, hogar de los Invid, y posee propiedades únicas que la diferencian de cualquier otra planta existente en el
Universo. Una de esas propiedades es la generación de increíbles producciones de bio-energía. Como Zor descubriría, una semilla germinada apropiadamente y sometida a presión constante, generaría mas poder que una planta de energía nuclear, energía 'limpia', natural, no contaminante. Este proceso estimula el crecimiento de la planta, lo cual causa que esta genere aún mas energía. Encerrada en éxtasis, la planta puede proveer energía para una ciudad moderna con millones de habitantes por generaciones.

El uso de esta energía con máquinas, crea un enlace paranormal entre hombre y máquina. Una bio-energía que necesita retroalimentarse; una semi-vida que necesita un estado de simbiosis activo para desarrollarse. Este extraño fenómeno es el que hace posible que los Veritech Fighters, Alphas y otra mecha (humana y alien) sean tan ágiles. El gigante mecánico reacciona con reflejos humanos porque son efectivamente extensiones mecánicas de los pilotos. Por esto, las máquinas responden al más ligero movimiento de la persona. Otro extraño e inusual aspecto de la flor, son las capacidades psíquicas que adquieren los que la consumen. El consumo por parte de seres humanos crea alucinaciones incontrolables y ocasionalmente visiones acompañadas por dolores de cabeza y náusea. Los Invid, sin embargo, pueden consumir la Flor sin tal efecto. Miles de años de consumo, han hecho de los Invid una raza extraña, seres pasivos viviendo en armonía con su planeta. No tienen viviendas, ni forma alguna de sociedad desarrollada. En cambio, han vivido como una entidad, una raza en contacto con su planeta. Es difícil decir que la Flor moldeó a los Invid en lo que son, pero es cierto que los poderes psíquicos influyeron en la sociedad Invid.
Los Invid tuvieron la supremacía de la Flor de la Vida. Con ella, crecieron y maduraron, como abejas, las vidas de los Invid se centraron en la polinización de las flores. nunca destruyendo la forestación, sino adecuándola a su hábitat. Esta relación simbiótica permite a ambas especies prosperar. Con el uso de la flor, una inteligencia central, salió a la luz, Los innumerables individuos fueron dirigidos por esta inteligencia, la reina. Era una inteligencia ligada telepáticamente con sus hijos, sus pensamientos, visiones y sentimientos eran recibidos por toda la colectividad. Todos los Invid en realidad, eran extensiones de ella, con una inteligencia dirigida y sin pensamiento individual estaban conectados al punto de percibir la muerte de un ser de la colectividad aún encontrándose a gran distancia, en una forma similar, la inteligencia puede crear mas de su gente, casi a voluntad, como un deseo genético saciado al instante. Los Maestros Robotech no tardarían en descifrar este proceso y tendrían éxito más tarde, creando sus guerreros Zentraedi, y dándose vida eterna (al menos eso pensaban) a través de la clonación acelerada.
Por eones los Invid vivieron en una pacífica armonía. Con su estilo de vida simple, casi sin importancia. Pero un día, una raza de seres conocidos como los Maestros Robotech, llegó a su hogar. Los Robotech masters eran unos seres Humanoides (lucen como los humanos y quizás fueron ancestros lejanos) quienes eran famosos por su ciencia. Desafortunadamente, los Maestros usaron su ciencia para conquistar y esclavizar otros mundos. Hicieron esto ofreciéndoles ayuda a civilizaciones menos avanzadas, las cuales se hicieron dependientes a ellos, y a la vez, debieron cederles su tecnología. El descubrimiento del mundo Invid fue una desilución, porque estos seres aparentaban ser un raza de autistas indiferentes. Sin embargo, los Maestros no se rindieron y enviaron a un equipo de científicos a explorar el planeta. El equipo científico fue liderado por el mas brillante e inteligente científico de los Maestros, un joven visionario llamado Zor en los meses siguientes, Zor descubrió el enlace inusual entre estos seres parásitos y la flor de la vida, Zor se hizo amigo de la inteligencia Invid, la cual compartiría sus secretos con él, cegado por su ingenuidad y la excitante planta, Zor desarrolló una vía por la cual los Maestros Robotech podrían concentrar la energía. Un extremadamente simple y a la vez glorioso proceso que derivaría en la llamada 'fusión orgánica'.
zorZor lideró la bio-energía resultante hasta la protocultura, haciendo a la Flor Invid, aún más poderosa. El joven pionero había hecho el descubrimiento que cambiaría la historia, esta euforia, a la vez, fue transmitida a la Inteligencia Invid, quien también pudo disfrutar de su regocijo.
Desconocido para Zor, la inteligencia Invid descubrió nuevos sentimientos, pensamientos y las visiones fueron trasladadas a él, sentimientos que nunca habia sentido como el amor, ella descubrió una intensidad que nunca había siquiera imaginado.
Los superiores de Zor también compartieron su entusiasmo, en efecto, una nueva era había comenzado. Con este poder tendrían el Universo a sus pies. Con suficientes semillas colectadas (la mitad se encontraban en la nueva fortaleza de batalla de Zor), los Maestros quisieron asegurarse la supremacía del Universo. Irónicamente, esto traería como consecuencia que una nueva raza les arrebatara el poder, comenzaron con la inmediata y completa defoliación del mundo Invid. Los Maestros no permitirían que ninguna otra raza, inclusive esta gente pacífica y aparentemente indefensa, tuviera el poder de la protocultura. Su primer error fue la avaricia. Su segundo error fue la defoliación del planeta, impidiendo que la flor de la vida siguiera creciendo allí o en ningún otro lado. Su tercer error fue la arrogancia, que no les permitió ver el impresionante poder de los Invid. Zor y los Invid estaban horrorizados Zor no podía creer que los Maestros tuvieran semejante maldad. Los años que pasó como científico recluído en su laboratorio, le habían impedido ver la crueldad de los Maestros, una cualidad que siempre tuvieron. Ahora había abierto sus ojos, pero era muy tarde, sus súplicas hacia ellos, implorándoles que se detuvieran, fueron ignoradas. El mundo de Zor se derrumbaba, su ingenuidad había condenado a una raza inocente. Aún sin poder detener a los Maestros, ingenió un plan para desbaratar su imperio. Solo, abordo de la nave prototipo, comenzó a canalizar su ira en su trabajo.
Mientras tanto, el planeta Invid colapsaba el monstruoso plan de los Maestros, tuvo éxito, el método fue tan mortífero que ninguna vegetación podría crecer por 10.000 años. Los Invid serían ignorados, abandonados, muriendo de inhalición y esto habría continuado, si los Invid no hubieran sido los autistas que los Maestros creyeron encontrar. Un cambio devastador que alteraría para siempre su raza. La inteligencia transformó a su gente en una fuerza de combate dominada por la ira. Para sorpresa de los Maestros, una fuerza letal de aliens mecanizados, arrasó con sus tropas. La batalla fue terrible, pero no se pudo salvar al Planeta.
Escapando del planeta Invid, Optera, pensaron que no volverían a saber mas nada de ellos, estaban muy equivocados, el trauma que derivó la traición de los Robotech Masters y el horror de ver la destrucción de su hogar, hizo que la inteligencia Invid evolucionara. Demasiadas emociones en un corto lapso de tiempo. Luego, el último golpe la muerte de Zor, la inteligencia no pudo controlar ni guiar a sus guerreros, la batalla se perdió, pero la guerra estaba muy lejos de terminar.
Cuando la inteligencia recuperó su 'conciencia', se dió cuenta de la metamorfosis por la que había atravezado. Ahora había una segunda inteligencia masculina buscando venganza y dominada por el odio. Todas las cualidades negativas de la horrorosa experiencia terminaron en la entidad masculina. Ambas deidades juraron destruir a los Maestros Robotech. La flor de la vida solo pertenecería a los Invid y cualquiera que usara su
esencia (protocultura) sería destruido. Entonces comienza la verdadera guerra. Millones de Invid y Zentraedi (la raza guerrera de los Maestros) estarían involucrados. Con ellos, mundos enteros de inocentes personas usando la protocultura cedida por los Maestros, serían devastados sin pensarlo dos veces.

Los Invid scouts surcaron el Universo en busca de la sagrada flor de la Vida. Cuando esta fuera encontrada, las inteligencias gemelas, conocidas como Regis y Regent, serían alertadas. Luego de cientos de años de guerra, la Regis se cansó de tanta ira y guerra constante. En cambio, sugirió encontrar un nuevo mundo, en el cual la protocultura crecería de nuevo y podrían vivir en paz. Sin embargo, el Regent no había saciado su sed de venganza y había perdido interés en la protocultura, solo buscaba la destrucción de los Maestros Robotech.
El Regente (Regent) ya había esclavizado numerosos planetas. Su meta, al igual que la de los Maestros, se convirtió en la conquista del Universo. Por esto, los Invid se dividieron; la mitad controlados por La Regis, y la otra mitad por el Regente, las diferencias entre ambas deidades los separarían de un objetivo común y obtendrían como resultado distintos destinos.

regisLa Regis y sus Invid, no son necesariamente malvados, sino completamente ajenos a la raza humana, y por este motivo, indiferentes. Ella no esclaviza la poblacion de la Tierra en busca de venganza, sino por necesidad. Los humanos simplemente representan un obstaculo en el cumplimiento de su ultima meta: reestablecer la Flor de la Vida Invid y encontrar un nuevo hogar para los Invid. La aniquilación de los humanos se llevó con la misma actitud e indiferencia similar a la de una persona exterminando las ratas de un edificio que desea ocupar. Esta comparación sirve para narrar la perspectiva Invid. Las ratas no serían nunca vistas como los habitantes correctos del edificio, sino como una peste que debía ser eliminada antes que el lugar pudiera ser ocupado. Lo mismo ocurre con los Invid. Solo sería años después, a través de la famosa "enlightened evolution," (algo así como evolución iluminada) que la Regis se convertiría en 'más humana' y percibiría la verdadera situación en la que se encontraba.
Al no tener noción de las emociones humanas, los Invid son asesinos despiadados quienes no entienden absolutamente nada sobre los seres humanos. Si bien el punto en común es que ambos usan protocultura, y tienen tecnologías avanzadas basadas en ella, su ciencia es completamente diferente. La Regis puede alterar la estructura genética Invid en cuestión de minutos y crear colmenas instantaneamente y erigir los Genesis Pits. Sus hijos, los Invid troops, comprenden aún menos. Es por esto, que cuando los humanos apagan sus mechas y los abandonan, no ven amenaza en esta. Si no hay signos de protocultura o de vida humana, entonces no tiene importancia. Es por esto que los Invid ignoran las naves estrelladas, bases militares abandonadas o edificios que contienen mecha o municiones. Cualquier forma de vida que amenace una acción hostil debe ser exterminada sin dudarlo y sin tomar en cuenta ninguna otra consieración.

Sacado de  animex2.fortunecity.es/mospeada/invid.html